Au Revoir Colette

2311

La primera vez que fui a París coincidió que ocurrían los últimos desfiles de la semana de la moda. Uno de esos días me paré afuera de las carpas en Tuilleries, viendo cómo entraban las mujeres en sus altísimas sandalias Tribute de Saint Laurent a ver el show. Una vez que el rush terminó, algunas bajaron la escalinata al metro, otras caminaron hacia Rivoli y unas cuadras más al norte, a la Rue Saint-Honoré.

Sobre esa calle, en la esquina con Rue du 29 Juillet, está Colette. La boutique multimarca donde vi por primera vez, a mediados de la década pasada, a la gente consumir pret-a-porter de lujo, y no solamente accesorios. Su cuidadosísima selección detectaba siempre las prendas que se volverían clave cada temporada.

Hoy, 20 años después de su apertura, Colette cierra sus puertas, pero no sin antes lanzar una icónica colaboración de despedida con Saint Laurent, bajo la dirección creativa de Anthony Vaccarello. La marca ha sido invitada a habitar el espacio del primer piso durante este último mes. Habrá objetos coleccionables y muchos desarrollados junto a otras marcas: una cámara SX70 de Polaroid, bocinas y audífonos de Bang & Olufsen o una motocicleta de Vespa para Saint Laurent por Anthony Vaccarello. Un gran adiós para un sitio clave de la moda francesa.

Por: Rodrigo De Noriega