Las reversiones sin fin de Chloé: Mutek Mx

Por: Marcos Hassan

0612

La música de noche puede tomar muchas formas. En las manos de algunos artistas, la expresión artística puede prestarse a la introspección, la reflexión sobre temas de profundidad y la búsqueda de respuestas. Para otros, como los DJs, la noche es para dejarse ir, dejar que el pensamiento se vaya a la deriva para que el cuerpo se libere, y dejar que la energía fluya.

Chloé ha hecho su carrera gracias a sus noches poniendo discos alrededor del mundo, fichada a disqueras como BPitch Control de Ellen Allien. Sin embargo, desde el 2007 ha tomado el control más allá de los remixes y las residencias en clubes en Europa, al lanzar su propia música. Comenzando con The Waiting Room en ese año, y siguiendo con One In Other del 2010, ella ha demostrado un lado que pocos DJs logran, con sonidos introspectivos, minimalistas y un oído refinado para la ambientación.

Después de siete años Chloé ha lanzado su esperado tercer álbum, titulado Endless Revisions, lanzado en su propia disquera Lumiere Noire. Es un disco con grooves, de pocos sonidos que cuentan para lograr canciones redondas que no recaen en clichés pop; es difícil de clasificar pero fácil de disfrutar. Es también el testamento al trabajo constante de un músico que prefiere no imponerse límites como fechas de lanzamiento, dejando que su visión misma sea la que determine el resultado de sus inquietudes sonoras.

“No sé cuándo comencé a trabajarlo,” nos dice la francesa una mañana siguiente de su presentación triunfal en el festival Mutek México. “Después de mi disco pasado, no quise meterme directo a hacer otro porque toma mucho tiempo. Quise distanciarme para preguntarme sobre las razones que tenía para hacer música. Pensar por qué estoy aquí. Muchas veces es difícil proteger esto, por eso necesitaba hacer otros proyectos con otras personas.”

En el tiempo que pasó antes del lanzamiento de Endless Revisions, Chloé realizó varios proyectos. “Hice música para películas y documentales, e hice algunas instalaciones en IRCAM, un instituto de investigación de música. La instalación tuvo que ver con cómo interactúa la tecnología con la gente; siempre está la pregunta de cómo puede ser usada la música para la creación, sin matar al arte.” Por otro lado, también trabajo con la banda franco-chilena Nova Materia, produciendo un disco. “Es gracioso,” reflexiona. “Porque por un lado estaba trabajando con IRCAM y la tecnología, y por otro lado también estaba trabajando con Nova Materia, quienes
no usan computadoras, tienen guitarras que le meten efectos y graban mientras  le pegan a piedras.” El disco fue inspirado por estos dos extremos, explorar la tecnología desde un lado primitivo.

Así fue como decidió grabar Endless Revisions sin una computadora. “No hay un tema en específico,” nos platica. “Lo único que quería era evolucionar mi sonido con lo más mínimo. Descubrí con estas canciones que aunque tengamos el impulso de agregar más sonidos, pero es mejor quitar. Es como un rompecabezas, tratando de ver cómo todo encaja. El título Endless Revisions puede ser tomado como un chiste para toda la gente creativa, porque nunca estamos satisfechos con nuestra obra y solemos hacer miles de correcciones. Es algo que ocurre en todas las artes.”

MUTEK.MX fue la excusa perfecta para presentar su disco en vivo, un reto que fue más allá de lo que representaba la obra discográfica. “Muchas de las canciones que toco en vivo son diferentes a las versiones de estudio porque resulta un poco difícil. Algunas canciones son lentas y trato de encontrar algo que tenga el mismo tempo que las canciones más movidas. Me encanta el performance. Soy DJ pero me emociona igual tocar en vivo. Con mi música puedo ir más profundamente, aunque cuando hago sets de DJ puedo tocar por horas.”

Como tantos artistas, Chloé está en constante búsqueda, versionando su papel para expresarse
tal y como es, y de paso contribuir con canciones que desafían lo que entendemos por música
electrónica.