Ready To Die: una nueva revolución mexicana

2806

Texto: Fernanda Sela
Foto y video: Omar Zepeda

Con los pies firmes sobre México, pero con una visión global, Ready To Die presenta su nueva colección, que marca el inicio de una nueva etapa de cambios. Con esta propuesta el grupo de jóvenes detrás del proyecto mexicano muestra su evolución, y al mismo tiempo demuestra que está al tanto –si no más allá– de lo que está sucediendo en la moda contemporánea.

Luego de cuestionarse acerca del funcionamiento y las necesidades de la industria, la habilidad de comprender y traducir lo que pasa se muestra en una completa propuesta de moda urbana, nuevas estrategias de negocio y en una mirada vigilante y que ve hacia el frente.

“La colección”, nos dicen Samuel Violante y Esteban Tamayo, miembros del equipo de RTD, “es nuestra visión de lo que tendría que estar haciendo una marca mexicana en el 2017. Tiene que ver con querer sumarnos a las tendencias de manera global, de entender cómo funcionan las cosas y no dejar de expresarnos”.

Desde su estudio en la colonia Roma, al que llaman Escuela Pública, el equipo compuesto por partes iguales está contribuyendo a moldear un nuevo sistema de la moda en el país.

Estas son ocho razones por las que no hay que perderlos de vista:

1.  La nueva entrega, un espejo del paisaje urbano mexicano, sus subculturas y contrastes, consiste en una selección de básicos, piezas streetwear que se adaptan a las demandas de la moda contemporánea regida por la inmediatez, la falta de tiempo y la practicidad.

2.  La mezcla de referencias e ideas está expresada en diseños versátiles que pueden combinarse entre sí o tener diferentes usos, como la chamarra bomber, que es reversible y al voltearse, muestra un corte distinto, pareciendo un modelo completamente diferente.

3.  La mayoría de las prendas son unisex. No distinguen géneros, por lo que este fenómeno social latente en las calles, es explorado en prendas confeccionadas tanto para hombre como mujer, y en las que la única diferencia es la amplitud de los cortes o el rango de tallas.

4.  A partir de esta colección modificaron su modelo de negocio. Irán sacando la colección por partes, ahora apuestan por un modelo see now, buy now y por las ventas online, con énfasis en territorio internacional. Además, están implementando un sistema de entregas inmediatas en diferentes partes del mundo, algo en lo que llevan trabajando durante un tiempo. “Desde hace dos años trabajamos con un showroom en Nueva York y este año estaremos en Europa. El objetivo es tener presencia en las semanas de la moda más importantes, como Milán y París, que es a donde van los compradores de boutiques y tiendas departamentales”, dice Samuel.

5.  Eligieron un nuevo formato para su pasarela. En lugar de hacer un show con un número de invitados limitados, realizaron una presentación livestream que hasta hoy lleva más de 30 mil views, entre Facebook e Instagram, y en lugares como Seúl, Nueva York e Inglaterra.

6.  Buscan volverse internacionales y alcanzar una proyección a nivel global, sin embargo, esto no elimina su deseo por poner a México en el mapa y rescatar y subrayar el potencial que hay aquí. “Buscamos crear una fórmula en círculo para que lo que salga de aquí, regrese también aquí”, propone Esteban, pues consideran que hace falta seguir comunicando el potencial que tiene México. Por eso entre sus objetivos está convertirse en una plataforma y un medio para comunicar qué sucede en el país, justo ahora cuando tenemos mucho que ofrecer en diferentes disciplinas.

7.  Para esta colección colaboraron con la marca de tenis Panam, como un aliado estratégico. El clásico modelo, al que consideran que tiene un valor nacional muy fuerte, fue rediseñado en piel color blanco y lleva las iniciales RTD bordadas en rojo. El modelo no fue modificado, sino que detalles y hechuras han sido mejoradas con la idea de rescatar y preservar un diseño que lleva años en el mercado, y que ha sido utilizado en todos los extractos sociales. “Esta colaboración es el puente entre una marca popular masiva y la moda. A los Panam no se les considera parte de la moda, pero son clave en esta industria, por el volumen de ventas, además de la cantidad de empleos que crean, lo que consideramos muy valioso”, cuenta Samuel.

8.  Otra de las colaboraciones consistió en trabajar con el ilustrador Jaime Ruelas, exponente de la gráfica sonidera, cuyos diseños vemos en las canchas de fútbol y en los muros de las carreteras, anunciando conciertos y eventos similares. Su gráfica particular ha sido trasladada a un logotipo que firma RTD en sudaderas y camisetas.

Conoce más de Ready To Die y no te pierdas el resee de la colección el jueves 13 de julio a las 8:00pm.