Ser madre: Nuria Lagarde

Por: Fernanda Sela
Retratos: Nuria Lagarde
Toda la joyería Swarovski Primavera Verano 2018

1105

La vida de todos empieza con nuestra madre, que nos da la bienvenida al mundo y a través de quien lo vemos por primera vez. No existe un lazo similar. De esta conexión, en la que el aprendizaje, el crecimiento y el amor se multiplican, sucede un cambio irreversible: ninguna mujer es la misma después de convertirse en madre.

Algunas admiten que sabían que podía ser complicado, otras reconocen que jamás se hicieron una imagen de lo que iba a suceder, al final no lo viven de la misma manera pero todas coinciden: la vida cambia. Cinco mujeres nos comparten su visión sobre la experiencia de ser madre.

 #YesToHer #BrillianceForAll

Nuria Lagarde

Fotógrafa y madre de Alíah.

Nuria descubrió a su hija Alíah a través de la fotografía, su profesión. El primer recuerdo que tiene de ella es confuso y borroso, lo describe como pura luz. Pero gracias a una foto que alguien más tomó, pudo hacerse una imagen más precisa de sus primeros minutos de vida. Eso continuó más adelante, cuando a los pocos meses metió su cámara a la pañalera y empezó a tomar fotos de Alíah todos los días. No quería dejar fuera de su cuadro ningún movimiento, ningún paso de aquellas caminatas al parque con las que su relación madre-hija comenzó. Y al mismo tiempo que ella fue descubriendo el mundo en porciones pequeñas, Nuria lo empezó a ver con nuevos ojos. Un hijo puede convertirse en la oportunidad de reaprender el mundo desde la mirada de alguien más.

Ser madre

“Tener a Alíah me ha transformado y me ha hecho un mejor ser humano”, dice Nuria. Si pudiéramos definir la maternidad en una sola palabra, para ella sería transformación. Desde su lugar, la experiencia de ser madre en esto consiste. Todos sus miedos, todos sus límites, los empezó a vencer a partir de su llegada, y en el mismo proceso de enseñarle a vencerlos a ella. Se dio cuenta que su idea de la maternidad no era como la había experimentado, entonces decidió crear su propia definición.

Lejos de la exageración y armada con evidente honestidad, Nuria habla con naturalidad acerca de la maternidad, como si su primer embarazo no hubiera sido complicado, como si nunca hubiera tenido dudas o no hubiera sentido miedo. Su primera hija llegó con la misma incertidumbre que acompaña a la sorpresa: “No entendía nada, no tenía certeza de nada, no me sentía preparada”, dice. Pero también vino a revolucionar todas sus creencias. Gracias a ella se siente una mujer más capaz. “Mi hija me ha dado mucho, y me ha enseñado cosas bellísimas”, cuenta y con esto, el nombre de Alíah, asociado a palabras grandes como sublime o elevado, cobra sentido.

En un par de meses y después de nueve años, Nuria tendrá a su segunda hija en un momento que no podía ser mejor: “El tiempo es perfecto. Estoy muy enamorada y muy contenta con mi familia”. Falta poco para saber qué le enseñará esta segunda vez.

#YesToHer #BrillianceForAll 

Fotografías de objeto: Cuauhtémoc García para 13/Trece | Estilismo: Rodrigo de Noriega | Producción: Carlota Rodríguez | Asistente de estilismo: Daniela Navarrete.

*Agradecemos a Público Múzquiz las facilidades otorgadas para la realización de estas fotografías.

Conoce más historias como ésta.

Natalia Ferriz | Margaret Turck | Alejandra Félix | Domitila Bedel